Liposucción en León, consideraciones

lipoescultura

Hay cosas que nunca van a pasar de moda, o más bien, nunca dejarán de ser actividades o procedimientos recurrentes para las personas. La mayoría de estos procesos son recurrentes justamente por su efectividad. La liposucción puede entrar en esta lista sin problemas.

Quizá los argumentos en contra hagan que una persona no se decida del todo por tomar estas salidas, pero algo es claro, en esta época, los procesos médicos han llegado a niveles impensables gracias a los nuevos conocimientos, técnicas y avances en la tecnología, ya sea en las instalaciones o en los aparatos. Por ello, es recomendable tomar este procedimiento donde estas tres etapas sean bien cubiertas, como ocurre en las clínicas Armonía de Cirugía Estética, que ofrece los más profesionales y seguros servicios de liposucción en León.

Pero, ¿qué es exactamente la liposucción y qué implica? Históricamente, la liposucción y los procesos quirúrgicos que buscaban eliminar la grasa del cuerpo se remontan a los años setenta. Con el fin de quitar el tejido adiposo, se llevaban a cabo dermolipectomías y abdominoplastias, los cuales son procedimientos que extirpan la piel. Los resultados eran malos, y representaba un riesgo someterse a estos procesos. No fue sino hasta que el cirujano Gerad Yves Llouz realizó la primera liposucción en 1977. El proceso dependió de instalar una cánula a un sistema de aspiración, el cual permitía succionar el tejido adiposo del cuerpo.

En estos tiempos, la liposucción sigue un patrón similar. La operación dura entre tres y cuatro horas aproximadamente. Dicho proceso comienza cuando el paciente ya está anestesiado y el doctor introduce la cánula en la zona que se quiere liberar de la grasa. En esta parte del proceso, se inyecta una solución salina, cuyo fin es separar el tejido adiposo de la epidermis. El siguiente paso es la succión del líquido, el cual lleva consigo la grasa del cuerpo.

El concepto, como se ve, se ha quedado intacto, pero después de casi cuarenta años de existencia, las tecnologías empleadas en este procedimiento han avanzado, con lo cual el paciente puede quedar tranquilo de que ahora la cirugía es más segura y no tiene consecuencias perniciosas si es que el paciente califica para la operación, sigue las instrucciones de rehabilitación al pie de la letra y acude con un especialista calificado.

No obstante, hay que aclarar que el nivel de avance en la tecnología de la belleza y, en particular, de los procedimientos para bajar de peso mediante técnicas médicas, ha evolucionado a tal grado que uno puede optar por tratamientos no invasivos, lo cual quiere decir que el paciente no tiene por qué seguir procesos de quirófano para llegar a tener la figura que desea.

Pues hay otros procesos como el láser, que destruyen el tejido adiposo sin necesidad de abrir al paciente ni colocarle anestesia local; ésta última es el más peligroso paso en cualquier tipo de operación que se haga.  Las clínicas Armonía de Cirugía Estética son su mejor opción para informarse sobre todos estos procedimientos y posibilidades de liposucción en León.

Hay varios riesgos en este procedimiento. No obstante, dichos riesgos pueden evitarse con prudencia si el paciente sigue las indicaciones al pie de la letra del proceso de recuperación. Uno de ellos consiste en el uso de una faja que ayuda a comprimir la zona tratada para que la piel se comprima y ajuste a la nueva figura del cuerpo del paciente, así como evitar inflamación y proteger la zona de cualquier otro agente externo.

También se debe evitar tomar medicamentos que sean anticoagulantes, pues complicarán el proceso de recuperación y adaptación del cuerpo. Se necesita guardar reposo y las actividades físicas pasan por un proceso de varias etapas que van permitiendo subir la intensidad poco a poco hasta que el paciente ya esté estabilizado.

Hay otros riesgos, pero estos se pueden prevenir si se va a una clínica responsable de liposucción en León como Armonía. Si usted va a otro centro y no pasa por un filtro previo, sabrá que lo están estafando y que los resultados que está buscando no serán obtenidos. La creencia común de varias personas es que todos los procesos de cirugía estética son un producto que sólo busca obtener ganancias de la gente ingenua que busca seguir el canon de belleza; finalmente, un negocio despiadado que se aprovecha de toda la gente. No obstante, estas ideas son falsas y muestran un desconocimiento total del proceso.

Si se buscara hacerse millonario a partir de la propaganda de un ideal de belleza, no se optaría por un proceso que, de entrada, posee ese filtro previo. Dicho paso es vital para recibir un servicio seguro, pues antes de realizar la operación, los médicos deben asegurarse de que el paciente cumpla con un perfil médico específico.

No debe tener sobrepeso, no debe tener reacciones alérgicas a las anestesias, debe ser seguro de sí mismo, pues una persona con un desorden psicológico pudiera no ser un candidata idónea para la operación debido a que puede salir poco satisfecho de su apariencia después de la operación, pero no por la calidad de ésta, sino por la falta de autoaceptación de la persona.

En pocas palabras, la liposucción es una cuestión seria que implica la decisión de ayudar un poco al organismo cuando es muy difícil bajar ciertas partes del cuerpo. Un procedimiento que no busca la vanidad, sino el bienestar del sujeto frente a su cuerpo. Esto lo saben las clínicas Armonía de Cirugía Estética, las cuales se preocupan por brindar un buen servicio de liposucción en León.

Esta entrada fue publicada en Blog. Con este Enlace.

Por El Equipo de Marketing