Las Cirugías faciales en León

cirugias faciales en leon

Entre las cirugías estéticas solicitadas con mayor frecuencia se encuentran las cirugías faciales, puesto que el rostro es la parte más importante del cuerpo y de la que más depende la imagen que nos hacemos de nosotros mismos, así como la imagen que presentamos al resto de las personas. A pesar de que los procedimientos quirúrgicos son operaciones complejas, lo cierto es que las cirugías de este tipo, al ser sumamente requeridas, forman parte de las principales habilidades de nuestros especialistas. Por esto, podemos asegurarle que al realizarse cirugías faciales en León con nosotros, usted estará apostando por la sólida experiencia de nuestros profesionales.

Entre las cirugías faciales en León que tenemos para ofrecerle se encuentran la cirugía de rejuvenecimiento de cuello, la cirugía de párpados (blefaroplastia), restiramiento de la frente, arrugas de la cara, corrección de mentón y pómulos (mentoplastia y malarplastia). Antes de llevarse a cabo cualquier cirugía es preciso que nuestros especialistas hagan un detallado análisis de las particularidades de su rostro, como la textura de la piel, su humedad, su espesura, si es flácida o tersa, si presenta arrugas, la frente, las bolsas de los ojos, los párpados, si hay o no papada o si hay arrugas en el cuello, entre otros aspectos relevantes del conjunto facial. Todos estos son factores relevantes y que pueden ser sometidos a procedimiento a fin de mejorar la apariencia del paciente.

La cirugía de rejuvenecimiento de cuello busca elimina la grasa y la flacidez, además de otras alteraciones que puedan encontrarse en la región. La lipectomía submental es una técnica desarrollada para eliminar el exceso de grasa acumulada en el cuello, por delante y/o por detrás del músculo platisma. Esta es una de las intervenciones que pueden realizarse para dar forma a un cuello bien definido, es decir, que presente un ángulo con la mandíbula inferior de entre 90 a 110 grados.

La cirugía de párpados o blefaroplastia es un procedimiento por el cual se reacomoda el exceso de piel y grasa que abultan debajo del ojo, denominados comúnmente como “bolsas”. Las bolsas de los ojos alteran el aspecto de un rostro, haciéndolo parecer cansado y más viejo. En la cirugía de párpados el exceso de grasa es extraído y la piel flácida es retirada; esto se logra mediante incisiones hechas siguiendo las líneas naturales de los párpados, en los pliegues de los párpados superiores y, finalmente, en los párpados inferiores, en la zona debajo de las pestañas. Posteriormente, las incisiones son cerradas con suturas finas. Esta operación es ambulatoria y para realizarla se utiliza anestesia local; su duración aproximada es de media hora a dos horas.

El restiramiento de frente consiste en la reducción o eliminación de las arrugas de la frente, las arrugas en los contornos de los ojos (las llamadas “patas de gallo”) y las arrugas en el entrecejo. Al intervenir en zonas estratégicas, que son muy notorias, este procedimiento puede rejuvenecer asombrosamente un rostro. Para llevar a cabo las reducciones se realizan una serie de incisiones en la zona superior de la cara y se utiliza botox. La operación es ambulatoria, se emplea anestesia local más sedación y su duración oscilará entre una y dos horas. El tiempo de reposo post-operatorio será de aproximadamente 5 a 8 días.

El tratamiento de las arrugas del rostro es mejor conocido como lifting, es una de las cirugías más requeridas a nivel internacional y en cirugías faciales en León no podía ser menos. El procedimiento consiste en la realización de una serie de incisiones, posteriormente, se retira el exceso de grasa, se estira la piel y, finalmente, se sutura. La cirugía es ambulatoria, se usa anestesia local con sedación o general (de acuerdo a lo que el profesional determine necesario) y tiene una duración estimada de tres a cuatro horas. El reposo post-operatorio será de máximo 15 días.

La corrección de mentón y pómulos hace referencia a dos operaciones quirúrgicas específicas: la mentoplastia y la malarplastia. La cirugía de pómulos trabaja la falta de proyección o la asimetría de los pómulos. Para esto, se aumentan los pómulos mediante un pequeño implante que se introducirá realizando una incisión menor en el interior de la boca. Este implante puede ser de grasa que se extrae de otras partes del cuerpo, silicona rígida u otras sustancias. La malarplastia puede combinarse con otras intervenciones quirúrgicas. Esta cirugía tiene una duración aproximada de una hora a una hora y media, es ambulatoria y se utiliza anestesia local y sedación intravenosa.

En cuanto a la mentoplastia, su propósito es aumentar o disminuir el tamaño del mentón, o corregir su forma. En general, las cirugías de mentón suelen realizarse junto con otros procedimientos para lograr una corrección armónica de los distintos elementos faciales. Cuando la operación es de aumento del mentón se utilizará un implante, que puede ser sólido (silicona) o un relleno inyectable (colágeno); este implante se inserta a través de una cavidad creada mediante una incisión intraoral entre el labio inferior y la encía. Esta cirugía es ambulatoria y se hace con anestesia local, sin embargo, en compañía de una cirugía de pómulos u otra intervención facial, se utilizará anestesia general. Su duración aproximada es de media hora a una hora y media.

En todas las cirugías faciales es probable que pueda haber algunas complicaciones, las que por lo general responden a factores singulares del paciente. En estos casos es importante reportar en seguida a nuestros profesionales en cirugías faciales en León para que lo atiendan y encuentren el procedimiento adecuado para subsanar dicha complicación.

Acuda a nuestras oficinas o contáctenos a través de nuestra página web, le aseguramos que con nosotros tendrá la mejor experiencia.

Por El Equipo de Marketing