Aumento de pantorrilla

 

 

El aumento de la pantorrilla comenzó siendo una solución a los pacientes que habían sufrido poliomielitis, los cuales tienen una pierna más delgada que la otra.


p2-01

 

p1-01

 

La falta de volumen en la pantorrilla se soluciona colocando una prótesis larga como si fuera una salchicha; se coloca por el pliegue de la pierna y da el volumen principalmente en la parte interna y posterior del chamorro sin llegar a los tobillos.

Son pocos los recursos para hacerlas más gruesas, contrariamente en el muslo es más fácil aplicar un implante para hacerlo más grueso.

Debemos considerar que el engrosamiento es generalmente a la altura del chamorro y no se puede engrosar el tobillo, por lo que recomendamos que el aumento de pantorrilla sea discreto. En caso de que usted este pensando en un aumento de mayor tamaño, este deberá ser en armonía con el resto de la pierna.

El aumento del tobillo no es posible con prótesis, pero se puede lograr si se coloca grasa, pero esta tiene pocas posibilidades, ya que no tiene capas musculares en dónde sobrevivir.

Para las atletas, se puede hacer una liberación de la facia del músculo, esto aumenta el tamaño sin la colocación de implantes.

La anestesia requerida es por bloqueo peridural (se duerme de la cintura para abajo), y el tiempo quirúrgico es de 1 hora. Las molestias principales son: dificultad al caminar, dolor y sensación de apretar la zona del chamorro, las cuales desaparecen en periodo de 2 a 6 días, pudiendo ir a trabajar luego de una semana. El resultado de la cirugía es permanente.


p3-01